"¿No sucedió que para llegar al poder estos dos ambiciosos aventureros aceptaron fondos de dos países extranjeros -la Venezuela chavista y el Brasil lulista- que querían imponernos SUS intereses geopolíticos y económicos (y de sus empresas) ¿No es ese el FONDO del asunto, algo infinitamente peor que lavado de activos?", se pregunta este lunes Aldo Mariátegui sobre la prisión preventiva de Ollanta Humala y Nadine Heredia. 

El artículo resume muy bien los argumentos de quienes están a favor de la decisión del juez Richard Concepción Carhuancho porque los líderes nacionalistas cometieron el peor de los 'delitos': la traición. 

Pues no. Precisamente ese no es el fondo del asunto. Ellos están siendo investigados por lavado de activos y no por traición. ¿Está bien ser culpable de traición, pero ser investigado de lavado de activos con detención preventiva? De ser así estamos ante una justicia que se parece más a la venganza.


[Foto de cabecera: Andina]