¿Nuestro país es o no un 'país de violadores'? Este fue el eslogan que se lanzó hace unos meses para que tomáramos conciencia del problema, muchos se opusieron sintiéndose ofendidos. No entendieron la campaña. 

Curiosamente buena parte de las personas que se opusieron a este eslogan, más bien participaron en la campaña 'Con mis hijos no te metas' que buscaba eliminar la palabra género del currículo escolar y establecer que la educación sexual debía impartirse en las casas, no en los colegios.

Las ideas premodernas, represoras de 'Con mis hijos no te metas', curiosamente han terminado revirtiéndose contra los niños. Porque además de identificar los lugares de máxima peligrosidad, está al recurrir a los colegios para trabajar con los niños, con los profesores y con los padres de familia, ayudándolos a comprender sus derechos, identificar conductas sospechosa, tomar medidas de prevención y responder ante el mínimo peligro.