Moscú ha resultado una ciudad impactante y llena de sorpresas. Impresiona la gran cantidad de peruanos que pasean por los alrededores de la Plaza Roja como si estuvieran en su casa.